.: Novedades :..: Películas :..: Informes :..: Entrevistas :..: Videogames :..: Festival Montevideo Fantástico :..: Twitter :..: Home :..: E-mail :..: Imprimir Documento :.


Google
 


A propósito del estreno de Rocky Balboa
MANO A MANO CON RICARDO: BIÓGRAFO
Y FANÁTICO DE STALLONE

por Alejandro Yamgotchian (marzo, 2007)

 


Una tarde de octubre de 2006. El carrito "Familia", cerca de la rambla, frente a la cancha de Welcome. Ahí ocurrió algo que a quien esto escribe le llamó la atención de inmediato, mientras se hacía la hamburguesa que había pedido para almorzar...

- Te gusta Rocky, por lo que veo en esa calcomanía.
- Sí, es de la sexta parte; se llama Rocky Balboa. La estrenan en marzo del año que viene en Montevideo.

- Pah, estás bastante informado. No tenía mucha idea de cómo iba el asunto con la película.
- Sí; en unos días la estrenan en Estados Unidos. Cómo me gustaría ir...

- Ah, pero vos ya sos un fanático de Rocky...
- Fanático de Rocky y de Stallone; me he visto todas las películas e incluso chateo bastante con gente de otros países que también sigue la carrera y la vida de Sylvester Stallone. Soy el único uruguayo del grupo.



Ricardo Sanjurjo nació en Montevideo y se crió en el Parque Rodó. Tiene 26 años; trabaja en la esquina de Emilio Frugoni y Gonzalo Ramírez, y no tiene ningún parentesco con el crítico de cine de Canal 4, Álvaro Sanjurjo Toucon. Ricardo mismo estuvo haciendo la promoción de Rocky Balboa en Uruguay, estrenada el pasado viernes 23 de marzo en Montevideo. También estudia Derecho, piensa especializarse en Educación Física, y hace bastante deporte. Una mañana ventosa en la rambla fue el marco para hablar de la pasión por alguien de quien sabe hasta cómo se alimenta, todos los días de la semana, de su ídolo máximo, Sylvester Stallone.


Me decías que era la primera vez que ibas a ver en pantalla grande una película de Rocky, y que para la ocasión habías invitado a toda tu familia. Un día histórico en tu vida.

Por supuesto. Rocky fue como un motor disparador para muchas cosas en mi vida. Me considero una persona muy optimista y en Stallone encuentro como una metáfora de lo que es la lucha del diario vivir, el hecho de ir peleando contra todos los obstáculos que aparecen. Es como un largo camino donde lo importante es llegar entero, en una pieza, te haya ido bien o mal, sin importar lo que te digan o todas las que tengas en tu contra. La película enfatiza muchas cosas positivas. Toma la unificación familiar como soporte para alcanzar objetivos importantes. Yo la vi cuando tenía 10 años y en video, en la época del boom de los videoclubes. Y ahí seguí de largo, viendo la segunda, la tercera... ¡y la cuarta!


Te sedujo mucho esa secuela...

Fue como un placer culpable, porque reconozco que la primera es mucho más sustancial pero en la cuarta hubo una cosa que me llamó la atención y con lo que yo me sentí identificado, como amante del boxeo y deportista que soy. Ahí Rocky se entrena con la vieja escuela; se vale con sus propios recursos, a diferencia del ruso, que tenía toda la tecnología a su disposición. Cuando mi padre me pedía que trajera algo del videoclub para ver en casa, yo llevaba una y otra vez Rocky IV. Y mi familia no salía del asombro. "¿Estás loco? ¿Otra vez lo mismo?". Llegó un momento que la dueña del video me la daba gratis, porque ya se había dejado de alquilar (risas).




¿Es Rocky la película más representativa en la carrera de Stallone, con la que más se siente identificado?

Claro; él mismo lo dijo en entrevistas; nunca se pudo deslindar del personaje que creó, porque Rocky no solo fue el que lo llevó a la cúspide de su carrera sino que era el que más cosas autobiográficas tenía de todos los que hizo. Stallone dijo que cuando lo recordaran que fuera por Rocky y también por Rocky Balboa, una película muy personal y que puede sorprender a más de uno. Él era consciente de lo que pudieran decir los escépticos respecto a esta culminación de la saga, de que tiene 60 años y de que hacer Rocky Balboa era todo un riesgo. La hizo pensando en un público adulto, en el público de siempre y en aquel que no lo conoce y quisiera saber las sensibilidades y motivaciones del personaje. Y fijáte que hasta la crítica en Estados Unidos quedó sorprendida. Eso siempre me ha gustado de él; siempre se ha arriesgado con muchos proyectos; tuvo de las buenas y de las otras, pero igual se arriesga. Acá le quiso dar una despedida noble al personaje. La inspiración de la primera parte de Rocky, sin embargo, vino de una pelea entre Muhammad Ali y Chuck Wepner. Este último le había aguantado todo el combate a Ali y hasta se dio el lujo de derribarlo en el tercer round, aunque yo te diría que Rocky es una historia más bien de amor. El boxeo como que por momentos pasa a segundo plano, como si fuera el trasfondo. Rocky termina siendo una historia muy humana, sobre un boxeador acabado al que la vida le da una nueva oportunidad. Y para demostrar muchas cosas, no solo como peleador. Nadie está solo en el mundo. Siempre hay otra persona que nos está esperando, una media naranja. Eso es lo que le pasa, por ejemplo, al personaje de Talia Shire, "Adrian", la novia de Rocky.


No sé si hay mucha gente seguidora de Stallone en Uruguay. Recuerdo cuando fui a ver, el día del estreno, El implacable y el cine no estaba con tanta gente como suele haber un viernes a la noche. Pero sí había espectadores como desparramados por toda la sala y más bien solos. ¿Podían ser aficionados que querían ver en qué andaba uno de sus ídolos máximos? La mayoría estaba muy seria y concentrada...

Seguramente que sí, porque en esa película él logra como imprimir un carisma que otro actor por ahí no lo hubiese impreso. El implacable presenta una trama que tiene algunos puntos flojos, pero la película es toda de Stallone. Y eso que era una remake de Get Carter, con Michael Caine, que acá también aparece. La poca acción que vez es muy intensa, y ahí es cuando notás cierta nostalgia. En un momento invita a pelear al personaje de Mickey Rourke, boxeador en la vida real. Yo casi me muero... En otra el propio Caine se le impone a Stallone y éste reflexiona, lo mira y le dice: "Calmáte. Sos una persona grande, pero yo estoy en forma. Es a lo que me dedico. Así que más vale que te tranquilices". Hubo escenas que tuvieron que filmarse varias veces, porque había gente que le gritaba a Stallone en pleno rodaje: "¡Rockyyyyyyy!", "¡Rambooooooo!". El director casi se enloquece.




Ahora, si bien él se consagró como actor, su sueño era ser un gran libretista; se lo había prometido a la madre, inclusive.

Hay una historia ahí; antes de ser famoso por Rocky, él tenía apenas 100 dólares en su cuenta y vivía en una pensión con la que vendría a ser su primera esposa y el perro de él, que luego aparece en Rocky. Estuvo a punto de venderlo, porque no tenía plata ni para darle de comer. El poco dinero que ganaba se le iba enseguida y vivía en permanente bancarrota... hasta que vio la pelea que te comenté de Ali. El guión de Rocky lo hizo en apenas tres días aunque era mucho más desencantado que lo que ves en la película. Los estudios estaban muy interesados pero no lo querían como protagonista a Stallone, ya que era un desconocido. Era tan íntimo el personaje para él que no veía a nadie más indicado para interpretarlo. Otro desafío del que al final salió ganador, ya que el papel pudo haber caído en manos, por ejemplo, de Robert Redford. En el caso de Rocky V también hubo cambio de planes, ya que en esa secuela Rocky moría en los brazos de su mujer, camino al hospital. Pero los productores decidieron cambiarlo, basándose en eso de que los grandes nunca mueren. Si Superman finalmente no murió, Batman tampoco... entonces, ¿por qué va a morir Rocky? De todas maneras, el final que se hizo le dejó un sinsabor a Stallone, una espina que en 1996 comenzó a quitársela; Rocky Balboa empezó a dar vueltas en su cabeza ese mismo año. Pero los estudios no se la querían financiar. Volvió, si se quiere, a empezar de cero otra vez, hasta que Revolution Studios la aceptó. Solo que el presupuesto era muy bajo: 24 millones de dólares. Y él terminó haciendo prácticamente todo: director, guionista, productor, productor ejecutivo y actor protagónico. También supervisó el montaje y varias cosas más. En Estados Unidos recaudó 70 millones de dólares y en el resto del mundo casi 150 millones. Para nada mal.



Como fanático e investigador que sos de la vida y obra de Stallone... ¿cómo es tu relación con sus otros fans a nivel internacional?

Yo me hice conocer en el blog de Rocky Balboa; soy el único uruguayo del foro. Ahí intercambiamos opiniones, información. Hay gente de Francia, Argentina, España, Brasil, Portugal, Estados Unidos. Era una manera de acercarse, si se quiere, a Stallone. No sé si alguno pueda tener algún guante de boxeo que usó, ponéle. Es algo muy difícil, más para uno que vive acá. Lo que sí tengo es un archivo de pósters, entrevistas, fotografías, películas, reseñas... una especie de colección pero a la uruguaya. Incluso una crítica tuya de cuando le diste palos a Tierra de policías (risas). Ahí Stallone tuvo que engordar para hacer esa especie de western moderno. Otro riesgo que decidió afrontar, estando casi perfecto de salud y con una muy buena situación económica. Vos fijate que hoy tenés estos nuevos héroes que trabajan con pantalla azul y ponen extras a cada rato. Piensan que con hacer un poco de aparatos, mostrar los músculos y sacarse fotos con sus fans ya está todo. No es así; vuelvo a evocar la vieja escuela de los héroes de acción en la que se crió Stallone.

Ahora, ¿cómo se toma un fan como vos las burlas de las que Stallone es objeto? Hablo especialmente de los premios anuales que se entregan a lo peor de Hollywood, las famosas Frambuesas Doradas...

No me gustan para nada, porque esa gente se olvida de que Stallone le ha dado mucha vida a Hollywood. Él mismo es una persona muy querida y sumamente respetada. No me cae para nada bien que se burlen así de Stallone. Pero en realidad lo veo como una gran injusticia para todos los que trabajan en el cine, no solo para con él. Aparte a Stallone tampoco le debe causar mucha gracia. Él ya tuvo varios pleitos en materia judicial. No se queda quieto ni tampoco se deja pasar por encima. Y estoy hablando de alguien que es muy honesto y de perfil bajo. Notás ese agradecimiento que tiene con el público hasta en las notas que le hacen, y muchas cosas en común de su vida con los propios personajes de sus películas.


¿Y qué me decís de su primera película como actor, ya que estamos hablando de sus distintas facetas...?

The Italian Stallion, una película condicionada que se llegó a explotar después de que Stallone se hizo famoso. Se reeditó, inclusive, sacándose las escenas de sexo explícito. Es una curiosidad, dentro de su carrera; nada más que eso.




También supo hacer comedia...



Sí, y siendo objetivo, hay que reconocer que tuvo desaciertos en ese género, como El taxista caradura, con Dolly Parton, donde también se puso a cantar. La repercusión a nivel de crítica y público hizo que volviera a la comedia recién con Oscar, donde ahí sí la critica lo elogió, a tal punto que luego, en ¡Para, o mi mamá dispara! terminó tomándose el pelo a sí mismo. Al poco tiempo tuvo un segundo regreso triunfal, con Riesgo total, luego del primero, Rocky 2, y este tercero, Rocky Balboa. Riesgo total es considerada una de las mejores películas de acción de todos los tiempos, precursora del llamado "cine vertiginoso". Tuvo incluso tres nominaciones al Oscar en la parte técnica. Los primeros diez minutos son impresionantes.


Actualmente está preparando una película sobre Edgar Allan Poe, a quien admira muchísimo. También se dedica a pintar cuadros. ¿Cómo ves ese lado de Stallone?



En realidad pintar cuadros es su hobby. Incluso ha vendido unos cuantos y a muy buena cotización. Él pinta sobre los propios personajes que encarnó en cine. Exploró mucho la faceta oscura de John Rambo. Para él, el arte pasa por lo dramático. Muchos de sus logros han salido de estados de ánimo no precisamente alegres de su vida. Pero al día de hoy se define como un hombre contento, feliz. Cuando se pone mal no lo demuestra. Lo mantiene como algo muy reservado y trata de volcarlo solamente en las obras que hace.



¿Qué hay del famoso escándalo con la modelo danesa Briggite Nielsen, que lo acompañó incluso en Rocky IV y en Cobra?

Bueno, ahí él quedó flechado por la belleza de ella. Lamentablemente no se dio cuenta de lo que había dentro del envase. Y ella sí de que él era alguien bastante enamoradizo. Y Stallone entró por el aro. Pero no hay que olvidar que él le dio una carrera a ella, la hizo famosa. También le consiguió un papel importante en Un detective suelto en Hollywood II, gracias a contactos que tenía, como el productor Jerry Bruckheimer. Pero ahí empezaron los problemas: que ella era lesbiana, que estaba en pareja por el dinero, rumores que iban y venían. Y eso hizo caer a Stallone en un pozo depresivo; empezó a salir de noche... En fin. Pero enseguida vino Rambo III, peleando en Afganistán.


Otra cosa curiosa, ahora que nombrás Afganistán. Stallone es republicano e incluso ha apoyado a George W. Bush. El propio presidente lo considera como uno de sus actores preferidos, y hasta Ronald Reagan lo había recibido en la Casa Blanca, para felicitarlo por la segunda parte de Rambo. Pero por otro lado también supo estar junto a Bill Clinton, cuando era presidente...

Te lo defino en pocas palabras. Él es muy patriota. Rocky mismo era así. Pero ojo; hay una línea muy delgada entre patriotismo y política. Y eso puede dar a entender otras cosas.


Pero en Rocky IV, al final de la película, que se hizo pocos años antes de la disolución de la Unión Soviética, él dice una frase a todos los medios televisivos y espectadores que estaban en la URSS presenciado el combate: "Si yo pude cambiar, ustedes también pueden hacerlo."

Yo veo eso como un llamado a la paz. La verdadera guerra la vivió él mismo, en su personaje y en la vida real. Soportó una lluvia de golpes, en todo sentido. Ahora, él también es un estratega, y muy inteligente. Stallone supo aprovechar el tema de la "Guerra Fría". Ofició de marco para su propio mundo. Además, no te olvides que esta secuela fue la más taquillera de todas las de la saga. Mirá que también apoyó a Schwarzenegger, otro republicano, algo que me causa gracia cuando recuerdo a la película futurista El demoledor, donde Sylvester actuó con Sandra Bullock. En un momento el personaje de ella le dice al de Stallone que las películas de Schwarzenegger se han hecho tan populares que una enmienda constitucional lo iba a proponer como candidato a presidente. Y pocos años después de la producción de esa película, Schwarzenegger se convierte en Gobernador de California. Ironías de la vida.


¿Ves como algo paradójico que Stallone tratara de impulsar la prohibición del uso de armas en Estados Unidos, cuando ya se sabe que algunos de sus personajes dependían de las mismas para cumplir con su objetivo? Esto a colación del asesinato de un amigo suyo que...

De Phil Hartman, en 1998. También era actor. Pero fijáte una cosa. En una escena de Asesinos, por ejemplo, donde Stallone actúa junto a Antonio Banderas, aparece el logo de la Asociación Nacional del Rifle (NRA) de Estados Unidos, sobre un ómnibus, y un cartel de prohibición que se impone en el mismo. Michael Moore ya le había tomado el pelo al propio Charlton Heston, que presidió con total convicción a dicha Asociación, en Fahrenheit 9/11. El entretenimiento es una cosa. La vida real, para Stallone y en el caso de las armas, es otra historia. Rambo era una denuncia a los olvidados de la guerra y su marginación. La segunda y tercera parte ya las veo como comics en ambientes reales; las veo con mente abierta, por más mensaje belicista que tengan. Un hombre contra un ejército en Vietnam, y luego contra otro en Afganistán.





¿Mantenés la esperanza de poder conocerlo personalmente, algún día...?

Sí; es algo que siempre soñé y mantengo bien firme la esperanza. Tengo un amigo en Hollywood que se ofreció a darme una mano, el día que fuera por allá. El hecho es... ¿qué decirle? ¿Cómo actuar en ese momento? (risas). Uno puede programar las cosas, pero en una situación como esa solo cabe nada más que la improvisación. Más que decirle un "Hello" o un "How are you?"... Lo que pasa que explicarle todo lo que yo siento, todo lo que yo viví a través de sus películas. Tendría que resumir todo eso en pocos segundos y sin que él crea que soy un loco suelto que busca sólo un autógrafo. ¿Cómo se lo hago entender? Si algún día lo veo, pues voy a ser como soy. Simplemente eso. Lo saludaré con sobriedad y si puedo le explico el por qué de mi pasión por él. Pensar que Rocky Balboa empezó a filmarse en Las Vegas, el 7 de diciembre de 2005. Hubo un llamado para extras, aunque las responsabilidades que tenía acá y la falta de dinero para ir, me postergaron el sueño de conocerlo.


El año pasado cumplió 60 años. ¿Cómo lo ves? ¿Sigue siendo el mismo de siempre?

Es admirable cómo sigue cuidándose el físico y manteniendo la vitalidad. En Rocky Balboa él se detiene en el paso de los años, en las cosas que dejamos atrás, en que no hay nadie que te enseñe a dejarlas. Es una redención del personaje y del creador en sí; nos muestra qué es lo que quiere dejarnos en su último cuarto de vida.


¿Has intentado escribirle?

Sí; a la página oficial de él. Pero ya se sabe que eso lo maneja un encargado, que me agradeció por la carta que una vez le mandé y que me dijo que nos manteníamos en contacto. Nada más. A través de los representantes de Fox en Uruguay mantengo cierta esperanza, ya que estuve trabajando en la promoción de Rocky Balboa para ellos. Stallone es productor ejecutivo y cuando vea las fotos donde hago la publicidad...; bueno, al menos me va a ver en fotografías.


¿Cómo te sentiste haciendo eso?

Pah; fue algo increíble. Me vestía como Rocky Balboa, y cuando los autos paraban en los semáforos de Avenida Brasil y la rambla, yo me metía con los guantes haciendo una improvisación. La gente me veía con una onda y un cariño que jamás hubiera imaginado. Algunos se bajaban de los autos y hasta me seguían, imitándome. Todo con respeto y optimismo. Algunos me gritaban... "¿Vuelve Rocky?" o "¡Vamo´ arriba Rocky!". Otros también te decían: "Pero este tipo no muere más. ¿Hasta cuándo va a hacer películas?". Incluso los pibes me gritaban "¡Arriba Rambo!", "¡Arriba Rocky!"... "¡¡¡Arriba Apolo!!!" ¡Cómo está llegando a las generaciones futuras y cómo lo toman! En el cable o en video ven películas clásicas que los hace tomar conciencia de algunos valores, del deporte, la amistad, el amor, el respeto a uno mismo, que en películas comerciales de ahora no los ven casi nunca. Que lo tomen al menos como un modelo a seguir ya es algo muy importante. Mi novia mismo pensaba que a mí me gustaba el personaje por el boxeo en sí, pero después entendió que a mí lo que me atraía era la filosofía de vida de Rocky, el mundo que él logró construir de la nada.


Si se lanzara de vuelta Martini Pregunta, ¿te anotarías a responder por Stallone? No sé si recordás al participante que había contestado por Elton John, que ganó, y luego terminó conociéndolo personalmente...

Claro que sí. Me tiraría con todo (risas). No hay arrepentimiento más grande en la vida que aquel riesgo que no se toma.


Dejále al lector tu Top 5 de Stallone; las cinco mejores.

Primero Rocky, segundo Rocky IV, en tercer lugar El implacable, en el cuarto Halcón, en el sentido de que todos cometemos errores pero siempre estamos a tiempo para enderezar nuestras vidas y luchar por lo que queremos, y en el quinto Riesgo total, una de las mejores películas de acción que he visto.




Nota
: Esta entrevista fue publicada con menos caracteres (por lógicas razones de espacio) en Voces del Frente del 29 de marzo de 2007 (edición número 115).

Nota 2: La entrevista fue hecha antes del día del estreno de Rocky Balboa en circuito comercial.

Nota 3: Quienes quieran escribirle a Ricardo, éste es su e-mail: sanjurjo12@adinet.com.uy

.: Derechos Reservados :.