.: Novedades :..: Películas :..: Informes :..: Entrevistas :..: Videogames :..: Festival Montevideo Fantástico :..: Twitter :..: Home :..: E-mail :..: Imprimir Documento :.


Google
 


La Casa de los Chascos
UNA TIENDA CLÁSICA


por Jorge Pinheiro y Alejandro Yamgotchian (julio, 2003)





Era una fría tarde de vacaciones de julio; en medio de toda la euforia despertada por las películas infantiles en cartel, Arte7 se acercó a una esquina muy famosa: Ejido y Colonia. ¿Y qué hay ahí? Una casa dedicada a la venta de juguetes y cotillón, pero hay una sección extra y que ocupa toda la vidriera derecha del local: los chascos. Sí; decidimos explorar los misterios de un famoso comercio: La Casa de los Chascos.

Detrás del mostrador: Juan José Constanzo (66), el hombre cuyos tubos de ensayo han dado vida a numerosos chiches, algunos muy famosos y que han sido usados por una cantidad de uruguayos. La bombita de olor, el polvo pica-pica, el chicle que te mancha la boca...; en fin; toda una gama de objetos al servicio de bromas que han pasado por ejemplo en liceos y despedidas; que han estado en manos de adolescentes y adultos; que se han vendido en Uruguay y en el extranjero.




Arte7
: ¿Sos el dueño del local o empleado?


Juan José Constanzo: Soy el dueño y estoy atendiendo desde hace nada más que 52 años (risas). Empecé en 1951.


¿El comercio en realidad es una juguetería?



No tan así; en 1946 empezó vendiendo artículos para bebés. Luego se anexaron los juguetes y más tarde la parte de chascos, que ya llevan más de 50 años en vigencia. Actualmente nos dedicamos a los últimos dos que te mencioné.


¿Y siempre estuvieron en este lugar?



Siempre; en Ejido 1426.


Por lo que he podido ver a lo largo de los años los chascos son de fabricación casera.



Fabricación nacional y artesanal, exactamente.


¿Qué clientela manejan con mayor asiduidad: adultos o menores?



De los dos; adultos de mediana edad, niños de 4 o 5 años en adelante...


¿Y todos son de acá de Montevideo o viene gente del Interior?



Mirá; no solo vienen de capital y de otros departamentos sino que también llega mucha gente compatriota que está viviendo en otros países y que se lleva algún chasco, para bromas e incluso como recuerdo.


La gente viene, pero ustedes... ¿hacen envíos al exterior?



Por supuesto.


¿Y cuáles son los chascos más solicitados, o los que más se venden?



Y...; dentro de los que más se venden está el vaso que al tomar derrama, el jabón que cuando te lo pasás ensucia, los cigarrillos explosivos, un líquido que se tira en la ropa, te mancha y luego desaparece, otro que se pone en un asiento y da calor... Después tenés los comestibles: los chicles que te dejan la boca sucia, golosinas picantes, bombones salados. Hay una gama bastante extensa pero estos son de los que más hemos vendido últimamente.


Veo que trabajás también con la parte de magia...



Exacto. Siempre hay alguien al que le gusta hacer truquitos, cambios de pañuelos, desaparición de alguna cartita...


A pesar de que al uruguayo muchas veces lo tildan de gris y melancólico... ¿te parece que es bromista?



Uuuhhh; claro que sí. Acá viene cada uno... Somos bromistas y desde hace un buen tiempo a esta parte. Nunca falta aquel estudiante que viene en busca de la bombita de mal olor...


Aaahhh; ahí quería llegar. Me pareció raro que no la hubieras nombrado dentro de los chascos más vendidos. Mucha gente asocia la palabra chasco con bombita de olor. Quizá sea más clásica que la propia casa.


(Risas). Paaahhh; me había olvidado; sí. Ésa pasó por muchas generaciones de uruguayos. Es el clásico del local y uno de los que más fama tiene. Incluso se vende para múltiples propósitos (risas), como reuniones familiares, casamientos, despedidas de soltero, regalo de cumpleaños. Y no me quiero olvidar del vaso.


"Maestra, éste fue el que hizo la bombita de olor": con ustedes Juan José Constanzo



Ya veo que ése es el otro gran chasco, al menos en materia de ventas.


Como te decía. Es otro de los clásicos. La gente lo lleva para almuerzos, cenas, comidas; les resulta gracioso ver cómo la víctima empieza a tomar y a la vez se babea y enchastra toda. Ah; hay otro de los que se vende mucho, también: la caja de maní con chocolate; cuando la levantás de la mesa explota.


Y dado que algunos chascos, como el cuchillo mágico que se hunde, pueden resultar ofensivos o en bromas pesadas, ya que no todos reaccionan de la misma manera o con el mismo sentido del humor... ¿han tenido algún tipo de queja o denuncia al respecto?



En absoluto. Gracias a Dios nunca. Los chascos son, digamos, sanos. Alguno tendrá su vueltita, pero igual, hasta el momento nunca tuve problemas.


Me acuerdo en el liceo que varios compañeros recurrían al famoso chicle, le decíamos, de espinaca, porque te deja todo verde.



(Risas). Sí, sí; ése te deja verde la boca, los dientes y los labios.

Volviendo a la bombita de mal olor y otros chascos elaborados, ¿cuál es la receta?


Y... (risas); es un secreto de la casa.


Realmente no salgo del asombro por los ingredientes secretos que usan, en especial con el de la bombita. Recuerdo casos como aquel en el que arrojamos una dentro de un ómnibus, a la salida de un baile. Venían cuatro dormidos en el asiento trasero, la pisamos, nos bajamos y como a la cuadra vemos que se prenden las luces de freno, el ómnibus parado a mitad de cuadra y los muchachos de atrás que estaban como locos e iban para un lado y para otro.



(Risas). Es que siempre da buen resultado en lugares cerrados, como por ejemplo en excursiones, bailes.



Una cosa que me llama la atención es el stock. No lo renuevan bastante seguido. Es más; hay muchos chascos que siempre los veo en vidriera....



Lo que pasa que mundialmente no hay nada nuevo. Podrán hacerlos con tecnología y demás, pero así, caseros, no ha surgido nada.


Y
otro hecho llamativo es que muchos chascos no solo tienen nombre y precio sino también mensajes en versos.


Ah, sí; toda la vida los hice con sylvapen y escritos en versos.


¿Tiene algún competidor en Uruguay?



No; somos la única casa en la especialidad.


¿Y qué pasa con las máscaras? Tienen un montón.



Bueno; ahí ya entramos a codearnos con la juguetería, ya que se usan mucho para los cumpleaños infantiles. Tenés desde la del Pato Donald y el Pájaro Loco hasta otras más para adultos, con capucha, con pelos, con bigotes grandes.


En algunas casas las máscaras se notan que son importadas. En este caso son ustedes los que las hacen.



Parte son importadas, pero yo mando hacer algunas que son exclusivas, como la de El Hombre Araña, Freddy Kruger, la del asesino de Scream. Son de látex, igual que las de afuera.


¿La venta siempre es regular o hay épocas del año donde se vende más que en otras?


Siempre hay unos piquitos. Fin de año, Navidad, Noche de brujas, Carnaval e incluso para las vacaciones, donde atiendo mucha gente del Interior.


¿Y qué pasa con los precios?



Y mirá; están al alcance de la mano. Tengo desde chascos que van de los nueve pesos en adelante. Fijáte que el más caro es el asiento de goma, que te sale 89 pesos. Te sentás y hace ruido.


¡El almohadón indecente!



Así es; ése es su nombre. Y hace ruidos feos (risas).



Vos me decías que hacen los chascos y algunas máscaras. ¿Qué pasa cuando te topas con una película donde el maquillaje impone presencia? ¿Te hubiera gustado dedicarte a eso?



Me podría haber metido, pero hay que estudiar técnicas y demás. Preferí dar un paso al costado. De todas maneras hacemos maquillajes para payasos o murgas, por ejemplo. La otra vez vino gente de "La Comedia Nacional" pidiendo serpientes de goma. También aparece gente de canales de televisión.


¿Este es un negocio de familia o estás con algún socio?


De famlia, de familia. Acá tengo a mi hijo que me ayuda, por ejemplo.


¿Y la juguetería? ¿Cómo va marchando?



Los juguetes también tienen sus rachas, como ser el Día del Niño, Reyes, etc.


Me imagino que algún amigo o cliente asiduo te habrá contado alguna broma de esas que se hayan ocasionado y que vos tendrás en el historial del negocio.



Cómo no. Pero esta no le experimentó ningún tercero sino que el testigo fui yo. Hace ya unos cuantos años dos mujeres vinieron por primera vez al local y comenzaron a preguntarme por los distintos chascos que tenía para la venta. Y al explicarle en qué consistían los trucos y las bromas se mataban de la risa. Fue para sorpresa mía que cuando ellas se fueron vi, en el lugar donde habían estado paradas, dos charcos de orina.


¿¿¿¡¡¡Lo qué!!!???








(Risas) Eso fue brutal. Eran dos muchachas de veintipico de años. Cada cosa que les mostraba se reían pero a las carcajadas. Fue algo increíble, realmente.




Y ahora te dejamos con algunos de los chascos más fashion, para que los puedas usar y ganarte la admiración de todas las minas (que se contengan):




- Baba Hulk. Deja verde la boca, dientes y labios.
- El bolígrafo. Puesto entre sus manos, desaparece sin dejar rastros.
- Bombas de mal olor. Súper olorosas.
- Bombón de chocolate, relleno de algodón.
- Bombón sorpresa, para golosos. Relleno de talco. Salta resorte. Chasco recargable.
- Bombón super salado de chocolate. Relleno de sal.
- Caja de fósforos, con picardía.
- Caja sorpresa. Al abrirla salta resorte y papel picado.
- Caja sorpresa. Salta resorte y harina.
- Chasco para colocar en la lluvia. Cuando se bañan quedan sucios.
- Chicle. Al convidar aprieta el dedo.
- Chicle explosivo. Para convidar a los pechadores.
- Chicle muy picante.
- Chicle para convidar a sus amigos. Ensucia la boca, dientes y labios. No tóxico.
- Copita con licor. Imposible de beber.
- Danza del amor. Recomendada para viejitos verdes.
- Dedo índice humano. Si usted sufre del corazón recomendamos no ver.
- Dedo lastimado surtidor. Con este dedo será el bombero de la ciudad. Arroja agua.
- Dedo lastimado. Una gran venda que de sorpresa le pega en un ojo.
- Desodorante. Salta resorte y papel picado.
- Destapador explosivo.
- Encendedor arroja-agua. El boom del momento. Cuando van a encenderlo arroja agua. incluye dispositivo para recargarlo.

 
Algunos chiches sobre la mesa (pan, jarra, mier.., etc.)
Juan José despachando.
La Casa de los Chascos


- Entérese. Cuando descubra la cosa verá que es de lo más jocosa.
- Explosivo para cigarrillos. Para curar a los fumadores.
- La fuga de la lapicera. Original truco.
- Gran chasco pica-pica. Rinde unas 10 veces.
- Gusano para colocar en comidas.
- Huevo frito. Ideal para servir con papas fritas.
- Jabón explosivo. Al levantarlo de la jabonera explota. De gran efecto y susto.
- Jarra de cerveza. Cuando están bebiendo aparece un moscón.
- Levanta platos. Ideal para comidas. Un chasco de categoría para que todos rían.
- Mancha fantasma. Gran susto. Gran chasco. Rinde más de 30 veces.
- Milanesa imposible de comer. Prepárela al pan.
- Nuevo almohadón indecente. Produce ruidos sospechosos y muy graciosos. Para colocar debajo de un almohadón.
- Pan. Gran susto. Al levantarlo de la mesa explota.
- Patito mojador.
- Siete cajitas. Una dentro de la otra. Ideal para regalos.
- Sorpresa cigarro. Encendido arroja agua.
- Súper Flor. Arroja agua. Ideal para payasos.
- Vaso de whisky. Al beber derrama.
- Vaso impactante. Incluye al moscón (Nota nuestra: ¡moscóoooooooooon!).
- Vómito. Imitación perfecta de una repilante lanzada.
- Taza de café-té. Al estar bebiendo se lleva la sorpresa de encontrarse un (nota nuestra: adivinaron) moscón.
- Trufitas pícaras, rellenas de algodón. Para el hombre y la mujer fríos.

.: Derechos Reservados :.