.: Novedades :..: Películas :..: Informes :..: Entrevistas :..: Videogames :..: Festival Montevideo Fantástico :..: Twitter :..: Home :..: E-mail :..: Imprimir Documento :.


Google
 


Entrevista a Gustavo Hernández, director de La casa muda
"EN URUGUAY, EL TERROR ES UN GÉNERO BASTANTE GOLPEADO Y SUBESTIMADO"


por José Luis Nieto (desde España) - Octubre, 2010








Hola Gustavo, muchas gracias por atendernos. Lo cierto es que teníamos muchas ganas de poder ver La casa muda en el Festival de Sitges. ¿Qué tal ha sido el recibimiento de La casa muda en su proyección en el Festival?



Ha sido algo bárbaro. Hubo mucha gente que aplaudió en algunos momentos de la proyección y sobre todo al final. Estoy muy contento de cómo el público ha recibido La casa muda acá en Sitges.


En el Festival de cine de Sitges este año hay programadas tres películas latinoamericanas en su sección oficial, entre las cuales está La casa muda. ¿A qué crees que es debido este boom de cine de género en los países de habla hispana?

Creo que Latinoamérica se está animando cada vez más con el cine de género. Uruguay tiene una tradición de cine costumbrista que invariablemente se repite una y otra vez. Muchos no cansamos de ver el mismo film con otro nombre y actores, y decidimos experimentar en un género más abierto. Creo que la apertura también se debe a la influencia de algunas películas europeas como Rec, El orfanato, Ellos, por nombrar algunas.


¿Nos puedes explicar un poco el por qué decidiste rodar La casa muda sin cortes?


Cuando el productor Gustavo Rojo me propuso hacer una película de horror mi primer impulso fue negarme, porque sentía que no podía aportar nada nuevo al género. Pero esa idea quedó en mi cabeza por algunas semanas, hasta que le propuse experimentar con el lenguaje narrativo a través del concepto "miedo real, en tiempo real". La idea era intentar comunicar de la forma más realista y cruda el miedo; por eso elegí no manipular el tiempo. Lo que sucede, sucede. Sin truco ni elipsis temporales.




¿Cuál es tu plano secuencia favorito de la historia del cine? ¿La soga, Sed de mal, Ojos de serpiente, Las reglas del juego/El juego de Hollywood...?



Hay unas secuencias muy interesantes en Children of Men/Niños del hombre de Cuarón.

¿Tienes algún que otro proyecto entre manos?


Tenemos un par de proyectos. Uno es de género de horror y creemos que puede tomar una forma muy sugestiva e innovadora, por la forma de contarse. Nos vamos a arriesgar una vez más en la narrativa. No puedo adelantar mucho, porque estamos en pleno proceso de creación.




Como director, ¿cuál ha sido su principal reto para conseguir que esta historia de miedo resulte creíble?



La historia es creíble porque se inspira en hechos reales. Lo más difícil fue coreografiar los 78 minutos entre actores y técnicos sin perder el clima necesario para contagiar sensaciones. Una de las cosas que nos prometimos fue que la técnica no sobresalga ante la historia, sino que sea un vehículo para poder transmitir y provocar emociones. La casa muda está narrativamente contada de una forma simple para el espectador, pero técnicamente es muy compleja.


¿Por qué decidistes contar con actores poco conocidos en el cine uruguayo?



Teníamos 6.000 dólares americanos de presupuesto y cuatro días de rodaje. Fue un proyecto minúsculo y nos parecía honesto estrenar caras nuevas que pudieran acoplarse a este esquema de producción y arriesgarse con nosotros en la experimentación. La casa muda es un ejercicio entre amigos que nunca tuvo mayores pretensiones (aunque debo confesar que siempre fantaseamos en poder participar en el Festival de Sitges). Esta película nos regaló mucho más de los que todos esperábamos.




El cine de terror no goza de una amplia tradición en Uruguay, ¿te gustaría que a raiz de La casa muda algunos directores se atrevieran con este género?



Ojalá este film pueda inspirar a otros realizadores, pero en Uruguay es un género bastante golpeado y subestimado. Bajo los ojos de la crítica nacional los mayores aplausos los recogen las películas que hablan de nuestra idiosincrasia, casi siempre bajo un panorama gris y silencioso. Cada uno elige su camino y su forma de contar, pero Uruguay hace diez años que repite un lenguaje obvio y aburrido. Ya no veo una búsqueda creativa sino una clonación de fórmulas.




¿Qué importancia tiene la fotografía de Pedro Luque en el film?



Mucho, mucho. La verdad que no imagino La casa muda sin él. No solo creó ambientes increíbles sino que manipuló la cámara narrando con su pulso segundo a segundo a través del lente. Es un fotógrafo genial y un gran amigo. Esta película es solo una pequeña muestra de todo su talento.




Supongo que el esfuerzo de planificación del film tiene que haber sido gigantesco...



Hicimos un storyboard minuto a minuto, junto al equipo de fotografía y realización. Fueron muchos ensayos de cámara y actuación. En la previa siempre supimos que nos íbamos a encontrar con grandes desafíos y tratamos de prever cada detalle de logística; pero cuando nos enfrentamos al rodaje los problemas se duplicaron y nacieron nuevas dificultades que sortear. La verdad que hubo muchas lágrimas en esos días de filmación, aunque por suerte ahora todos reímos y vemos a la distancia ese rodaje como una experiencia increíble.




¿Te propusiste rodar un film de entretenimiento puro o el espectador debe leer entre lineas?



Teníamos dos metas: entretener y asustar. Creo que logramos ambas, en distintas escalas y para distintos públicos. Obviamente que la película no es solo un cúmulo de sobresaltos, sino que toca diferentes temas como la comunicación entre las brechas generacionales y las distintas dependencias que algunas relaciones pueden lograr. En una primera lectura parece una historia muy simple, pero en una segunda mirada se descubren nuevos detalles que iluminan otra historia más compleja.




¿Cómo fue la elección de Florencia Colucci como protagonista del film?



Fue a través de un casting muy exhaustivo. Ella tiene una capacidad de trabajo y concentración enormes. Su fisonomía tiene una dualidad interesante y una sensibilidad y fuerza necesaria para poder subir a sus hombros toda la trama del film. Creo que hizo un gran trabajo, así como los demás actores que participaron en la película.




¿Hay alguna posibilidad de que podamos ver La casa muda estrenada en España en salas comerciales?


La casa muda ya se vendió a más de 16 países; la mitad son europeos. No tengo dudas que España se va a sumar a esa lista. Todos estamos esperando Sitges para ver la reacción y los comentarios de la gente.




¿Cómo ha sido que este año no se ha podido ver La casa muda en el Festival Montevideo Fantástico 2010?



Pues ha sido una pena, porque las personas que organizan el Festival son amigos míos. La cuestión es que nuestra productora tiene una estrategia de proyectar la película sólo en unos pocos festivales, para después poder venderla mejor. Ha sido una lástima que no se haya podido ver en Montevideo.




¿Realizar una película de terror puede servir de terapia para afrontar los propios miedos?



Creo que sí. En esta película hay varios de mis miedos. Muchos de ellos son tan básicos y naturales como un simple ruido en la soledad de tu casa. Otros son más complejos y algunos simplemente están en nuestra imaginación, en la tensión de algo familiar, cotidiano, que le puede suceder a cualquiera de nosotros.

.: Derechos Reservados :.