.: Novedades :..: Películas :..: Informes :..: Entrevistas :..: Videogames :..: Festival Montevideo Fantástico :..: Twitter :..: Home :..: E-mail :..: Imprimir Documento :.


Google
 

ZODÍACO


Título original
: Zodiac
País y año de producción: Estados Unidos, 2007
Dirección: David Fincher
Guión: James Vanderbilt, basado en el libro de Robert Graysmith
Con: Jake Gyllenhaal, Mark Ruffalo, Robert Downey Jr., Anthony Edwards, Brian Cox
Duración: 158 minutos
Calificación: No apta para menores de 15 años
Género: Thriller
Sitio Web: http://www.zodiacmovie.com/





Reseña argumental
: La historia real de un asesino en serie, el Zodíaco, que aterrorizó San Francisco en los años sesenta y setenta con 37 muertes y que se caracterizaba por dejar macabras pistas y cartas a la prensa. El caso se convirtió en una obsesión para tres personas cuyas carreras y vidas estuvieron dedicadas a seguir cada una de las interminables pistas.

David Fincher había dirigido Pecados capitales (1995), Al filo de la muerte (1997) y La habitación del pánico (2002). El guionista James Vanderbilt estuvo en el libreto de la interesante En la oscuridad de la noche (Jonathan Liebesman, 2003), y en el de la horrenda Básico y letal (John McTiernan, 2003).




LA HABITACIÓN DEL PÁNICO Y EL CINE DE DAVID FINCHER

CAZADOR DE HOMBRES
por Alejandro Yamgotchian


El periodista (Robert Downey Jr.) es el primero en tirar la toalla




El trabajo con actores siempre ha estado presente en el cine de David Fincher, solo que el nervio de sus historias sumado a la exploración de los costados siniestros de la sociedad y sobre todo de la condición humana terminaron robándose la atención. Para esta nueva versión sobre el misterioso asesino serial que desvelaba a San Francisco entre fines de los ´60 y comienzos de los ´70, titulada Zodíaco (2007), el cine tradicional de Fincher dio un vuelco notorio, para apoyarse en la labor de tres personajes: el caricaturista, ilustrador y autor de los dos libros en que se basa la película (en los créditos finales pueden verse que son dos y no uno), Robert Graysmith (interpretado brillantemente por Jake Gyllenhaal), un policía (Mark Ruffalo) y un periodista (Robert Downey Jr.).

Todos ellos tratan de descifrar el paradero del "Asesino del Zodíaco", que empieza a jugar con sus perseguidores a través de cartas amenazantes y criptogramas algo complejos de resolver, que eran enviados a la prensa. El caso de este asesino serial fue verídico. Sus llamadas particulares más otras realizadas a programas radiales y televisivos, anunciando lo que había hecho y lo que estaba por hacer también planteaba otro juego, que era saber el criterio con el que este sujeto se manejaba para asesinar individuos comunes y corrientes, y por qué lo hacía.



EL JUEGO MÁS PELIGROSO





El verdadero Arthur Leigh Allen: principal sospechoso



"Zodiac" era el apodo con el que se identificaba, aunque su identidad hoy día sigue siendo una incógnita, a pesar de que un sujeto llamado Arthur Leigh Allen, un pedófilo que falleció en 1992, pudo ser el principal sospechoso; quizás el criminal casi cantado que pudo ganar el desafío, contra todo tipo de investigaciones. Curiosamente, durante el tiempo en que él fue condenado a prisión, los asesinatos no volvieron a ocurrir; por si fuera poco su reloj era un Citizen, modelo "Zodiac"... Nadie supo cuántos crímenes cometió este hombre. Oficialmente fueron siete pero se sospecha que cometió casi cincuenta, por más que él mismo se atribuyó treinta y siete. La persecución duró muchos años, hasta que el caso fue declarado "inactivo" por parte del Departamento de Policía de San Francisco. Sin embargo, volvió a abrirse en marzo de este mismo año.

Los primeros dos crímenes que se ven en la película fueron cometidos por "Zodiac" contra dos menores de edad. La frialdad con que fueron hechos estos y otros asesinatos fue impactante, y Fincher logra transmitir esa violencia casi sin anestesia. En el momento menos pensado aparece un hombre misterioso que se despacha a balazos y puñaladas, aparentemente sin razón alguna. Para su segundo doble intento de asesinato (otra pareja; sólo la mujer falleció) la cosa empezaba a cambiar, ya que uno de los criptogramas llegó a ser descifrado. "Me gusta matar gente porque es mucho más divertido que matar animales salvajes en el bosque, porque el hombre es el animal más peligroso de todos. Matar algo es la experiencia más excitante, es aún mejor que acostarse con una chica. Y la mejor parte es que cuando me muera voy a renacer en el paraíso y todos los que he matado serán mis esclavos. No daré mi nombre porque ustedes tratarán de retrasar o detener mi recolección de esclavos para mi vida en el más allá...."

El relato del hombre sobreviviente decía que "Zodiac" había aparecido vestido con capucha, el símbolo de una mira en su pecho y que estaba todo de negro. Los investigadores quedaban más desconcertados aún cuando comenzaban a recibir cartas de otras personas que decían ser autores de los crímenes. "La policía nunca me capturará, porque soy muy listo para ellos" puso en uno de sus mensajes. A pesar de la gran cantidad de pruebas, este hombre era muy ingenioso y no se cansaba de confirmar esa frase, con el paso del tiempo. Entre los 2.500 sospechosos figuraba incluso Bruce Davis, el famoso miembro del Clan Manson, y varios imitadores, como Heriberto Seda, que se tomó al pie de la letra lo de "zodíaco" y se dispuso a matar una persona de distinto signo en el horóscopo cada 21 días. Cuando lo detuvieron en 1996 ya había atacado a nueve.

Han pasado cuatro décadas, y se ha ido creando una figura mítica sobre este personaje de la vida real, que incluso motivó al cine a hacer varias adaptaciones (indirectamente Harry: El sucio, y otras más bien menores) antes de que Fincher se lanzara a filmar esta Zodíaco, donde la ansiedad y la paranoia de sus tres personajes principales se van adueñando de un relato muy nutrido de datos (dura casi tres horas) y que no cae en una especie de documental sobre la figura del asesino sino que maneja los hilos a través de lo que va pasando por las cabezas de sus protagonistas respecto a alguien que hasta se da el lujo de jugar con ellos dejando pistas reales y a la vez absolutamente desconcertantes.



CAZADOR CAZADO





El malvado Zaroff
(el segundo desde la izquierda)





El "Asesino del Zodíaco" era gran admirador (lo decía en sus cartas) de la película El malvado Zaroff (1932) dirigida por uno de los realizadores del clásico King Kong (1933), Ernest B. Schoedsack, junto con Irving Pichel, y acompañado de varias personas que al mismo tiempo estaban trabajando para el film del mítico gorila, incluyendo a la recientemente fallecida Fay Wray. El film a su vez se inspiraba en el famoso cuento corto de un periodista deportivo norteamericano, luego escritor, llamado Richard Connell.

El malvado Zaroff narra la historia de tres personas sobrevivientes de naufragios (dos hermanos y un cazador) que van a parar a una remota isla, donde habita el hombre del título, un excéntrico conde ruso (Leslie Banks) acompañado de sus no menos extravagantes empleados, que tiene la costumbre de albergar en su lujosa residencia a todo aquel que irremediablemente va a parar a su pequeño territorio. Este individuo, que suele vestir de negro (como el asesino de Zodíaco, en uno de sus crímenes) declara ser un amante y experto profesional de la caza que ha viajado por varios lugares del planeta, que tiene un pequeño museo con sus "trofeos" pero que hace un tiempo ya se había aburrido de perseguir animales.

No es difícil adivinar cuál pasó a ser "el juego más peligroso" (tal el título original de este largo de poco más de una hora de duración): cazar hombres. Y tampoco se torna dificultoso rescatar de esa supuesta actitud pasiva en esta última película al director David Fincher, declarado enemigo de la sociedad moderna y los hombres que alimentan el sistema. Películas como Pecados capitales (1995), Al filo de la muerte (1997) y El club de la pelea (1999) constituyen una prueba fehaciente de todo esto. Y también la algo subvalorada Alien 3 (1992), al manejar un lenguaje más vertiginoso y con bastante puntería durante la narración que agrega algún contenido religioso, también típico en la filmografía de este talentoso director, que como "Zodiac" tiene su público de culto y también otro (incluidos algunos críticos) que lo detestan.

"Reflexionaba sobre la falta de lógica de la civilización. La bestia que mata por subsistir es considerada salvaje. Al hombre, que solo mata por deporte, se lo ve como civilizado", le decía un personaje secundario al protagonista de la película, quien luego pasaría a ser el cazador cazado. Una vez en la isla, el conde le dice a este cazador: "Inventé una nueva sensación, cuando ya había perdido mis ansias de amar y de vivir".

Frases del "héroe" de la película como "Me gusta disparar un poco" o "El mundo se divide en dos clases de personas: presas y cazadores", cuentos y fotos de sus "hazañas", y más reflexiones (algo incoherentes) al momento de justificar su "deporte" preferido, lo hacen recapacitar cuando se encuentra con otro colega como el conde, mucho más ambicioso y que se había armado una "sala de trofeos" para no aburrirse que incluía numerosas cabezas de seres humanos. Más que identificarse con la película, es evidente que el "Asesino del Zodíaco" admiraba la filosofía del villano Zaroff. El "mata y después ama" del conde podría trasladarse a esa sensación experimentada por "Zodiac", por eso de que matar a un ser humano era mucho mejor que tener sexo.

Puede sonar insólito, pero mientras algunos profesionales se les agarran con los videojuegos y las películas de terror al momento de estudiar las causas de la violencia en la sociedad, este notable film de aventuras y suspenso de la legendaria RKO y que acaba de cumplir 75 años es uno de los casos más claros donde alguien, influenciado por una obra cinematográfica de la cual se declaró prácticamente fanático, terminó enloqueciendo en la vida real a la policía norteamericana durante décadas sin que todavía lo hayan podido descubrir.


.: Derechos Reservados :.