.: Novedades :..: Películas :..: Informes :..: Entrevistas :..: Videogames :..: Festival Montevideo Fantástico :..: Twitter :..: Facebook :..: Home :..: E-mail :..: Imprimir Documento :.


Google
 

Cine censurado
LO BELLO DE LO PROHIBIDO

por Rainer Tuñón (desde Panamá)




Hasta los países con mayor percepción de mentalidad abierta en cuanto a temas de promoción cinematográfica han tenido que ver con ese poder que existe para callar una voz creativa que para bien o mal utiliza el cine como canal de difusión de su mensaje.


La libertad de expresión, derecho fundamental del ser humano ha sido uno de los temas más discutidos en las sesiones de análisis de películas cuando se registra el estreno de un material cuyo contenido sea víctima de cortes en su metraje original bajo presiones políticas, militares o religiosas, y algunas de ellas llegan con el sello de censurada o prohibida en el territorio nacional y nunca exhibirse.

Son innumerables las películas que han sufrido estas ediciones o decisiones de no estrenarse en países por la complejidad del tema a difundir. En Panamá, en los últimos años, pocos ejemplos han existido de censura de parte de las autoridades, cuando existía la Junta Nacional de Censura, o cuando los mismos distribuidores pueden censuran el material por considerarlo demasiado controversial para ser exhibido.

En el cine, posiblemente el primer registro de censura y prohibición data de 1907 en algunas ciudades australianas con el estreno de La historia de la pandilla de Kelly, basada en las andanzas delictiva del forajido Ned Kelly (hace algunos años llevaron al cine un filme australiano sobre este personaje, con el difunto Heath Ledger, Orlando Bloom y Naomi Watts).

A pesar de considerarse como un instrumento de apología del delito en aquella época, y prohibido en las ciudades de Wangaratta y Benalla en 1907, la película fue inscrita en el 2007 en el registro de la UNESCO como el primer filme de larga duración en la historia.

Con el paso de los años y la adolescencia del séptimo arte, la censusra fue cayendo sobre otros filmes como El Fantasma Invisible, Drácula, King Kong o Frankenstein por tratarse de materiales que provocaban sustos y repulsión.

Otros filmes que hacia las décadas de los sesenta y setenta se convirtieron en productos de arte y culto en Europa y Latinoamérica, sufrieron sus golpes. Ellos son Blow-Up de Antonioni, El silencio de Bergman, Viridiana de Buñuel o La Dolce Vita de Fellini.

Un revolucionario del cine estadounidense, John Waters, estrenó Pink Flamingos en 1972 y tuvo una clasificación de "X18+".

Vase de Noces, filme belga de 1974 reconocido también como The Pig Fucking Movie, incluía bestialismo, muerte real de animales y coprofagia, pero la prohibición más conocida de la época le tocó al italiano Pier Paolo Pasolini cuando hizo Saló o los 120 días de Sodoma.

En otro contexto, la infame Holocausto Caníbal de Ruggero Deodato, extrema y gráfica, estuvo prohibida hasta el año 2005 en algunos países y la serie Guinea Pig, de películas de horror con efectos especiales que rayan en lo real, gráficamente explícitos, tuvo una denuncia del FBI por parte del actor Charlie Sheen cuando vio Flor de Carne y Sangre, pensando que era cine snuff.

Esta serie fue muy famosa por ser de las favoritas del asesino Tsutomu Miyazakil. Según se sabe, en Japón está prohibido hacer cine con denominación Guinea Pig.

Existe una combinación explosiva cuando se mezcla el horror con el sexo. Nekromantic, por ejemplo o Buio Omega son películas extremas con sangre y vísceras, pero Bestias en calor fue repudiada por violencia excevisa y sexual.

En cuanto a los contenidos sexuales, aún existen referencias de prohibición. La francesa Baise-Moi, una versión sexualmente explícita de road movie, tipo Thelma y Louise, ha sido prohibida en más de 10 países desde su estreno en el 2002.

Incluso, filmes religiosos o políticos han sufrido por la prohibición. Caso reciente: Cometas en el cielo, en Afganistán.

Burma, Malasya o Singapur han censurado filmes como El príncipe de Egipto, Pinocho, Rescatando al Soldado Ryan, Ana y el Rey, El Exorcista, Matrix, La pasión de Cristo, Rambo o la reciente Meet the Spartans.

En China, ha habido controversia por Ben Hur, Kundun, Siete años en el Tibet, Lara Croft: Tomb Raider, Memorias de una geisha, Secreto en la montaña, Los infiltrados y Borat; asimismo en Alemania, Evil Dead, Brain Dead, Maniac, Holocausto Caníbal o Spielen wir Liebe (pornografía infantil); o en Reino Unido Video Nasty y Las visiones del éxtasis, de 1989, por blasfema.

Y ¿qué decir en Estados Unidos? De las últimas, posiblemente The Profit, realizada en el 2002, toma elementos de la vida de L. Ron Hubbard. La publicación The Times la ha caracterizado como una película prohibida.

Lo prohibido atrae y lo que atrae le pueden rendir culto con el tiempo; sin embargo dentro del abanico de películas prohibidas, existen bellas joyas que demuestran que por encima de la percepción cerrada, el mensaje es poderoso sin importar la década en que se emitió.

Son filmes demasiado explícitos que rayan en la pornografía, la violencia extrema o son considerados políticamente incorrectos o blasfemos que atentan contra la religión. Que si los hemos visto, pues sí, en video o en alguna sala en alguna ciudad en Panamá u otros países del mundo por su lado bello, la libertad de expresión.


CINE "PROHIBIDO"


o Sin novedad en el frente, de 1930, por tener un efecto antibelicista, fue prohibida en Alemania e Italia.
o Yellow: Soy Curiosa, filme sueco de 1967, peleó para que no la catalogaran de obscena.
o El nacimiento de una nación, que en 1915 despertó polémica por realzar al Ku Klux Klan.
o Yo te saludo, María (1985), de Jean-Luc Godard. Es que a muchos le resultó incómodo que la virgen María trabajase en una gasolinera y tuviera a su novio José como taxista.
o El último tango en París, de Bernardo Bertolucci, por la escena de la mantequilla.
o La última tentación de Cristo, de Martin Scorsese, produjo manifestaciones en todo el continente.
o El documental Titicut Follies, sobre los pacientes en un psiquiátrico, en la prisión de Massachusetts Correctional Institution, fue prohibido por violar la privacidad de los pacientes, pero el tiempo le dio la razón y se ha convertido en uno de los mejores trabajos investigativos de todos los tiempos.
o Baise-moi, del año 2000, dirigida por Virginie Despentes y la actriz porno Coralie, nos llevan hacia la humillación sexual y violencia extrema en 77 minutos.
o Batalla en el cielo, película mexicana de 2005 y candidata a la Palma de Oro en Cannes, que inicia y termina con sexo oral explícito, que levantó fuerte polémica.


VER INFORME SOBRE HOTEL SIN SALIDA Y CINE SNUFF


.: Derechos Reservados :.