.: Novedades :..: Películas :..: Informes :..: Entrevistas :..: Videogames :..: Festival Montevideo Fantástico :..: Twitter :..: Facebook :..: Home :..: E-mail :..: Imprimir Documento :.


Google
 

LOS OTROS




Título original
: The Others
País y año de producción: Estados Unidos / España / Francia, 2001
Dirección: Alejandro Amenábar
Guión: Alejandro Amenábar
Con: Nicole Kidman, Christopher Eccleston, Fionnula Flanagan
Duración: 101 minutos
Calificación: No apta para menores de 12 años
Género: Fantástico / Terror


Reseña argumental
: En una isla del Canal de la Mancha y durante finales de la Segunda Guerra Mundial una solitaria mujer espera la llegada de su marido, junto a sus dos hijos (una nena y un varón) y en una gran mansión Victoriana. Enseguida aparecen tres empleados domésticos dispuestos a cumplir tareas en dicho hogar. Los anteriores habían desaparecido misteriosamente. Mientras tanto, la niña de la casa le dice a su madre que está viendo fantasmas por todos lados y que algunos se comunican con ella, en especial el de un niño. Su hermano, al igual que su mamá, no cree en las palabras de la niña. Pero muy de a poco el mundo sobrenatural comienza a ejercer más y más presión en el asunto.

Según el director chileno Alejandro Amenábar (Tesis, Abre los ojos) "deseaba realizar un film lleno de largos y oscuros corredores, como un tributo a esos seres siempre enmascarados que acecharon los vestíbulos de mis pesadillas de infancia. Mi niñez estuvo acosada por los miedos: a la oscuridad, a las puertas entreabiertas, a los armarios, y en general, miedo a todo lo que pudiera ocultar a alguien o a 'algo'", recuerda Amenábar. "De ahí que no me sorprenda que me haya convertido en un devoto del cine de lo sobrenatural. Muchas veces me pregunto por qué encontramos tanto placer en el miedo. Y en parte creo que es así porque la experiencia es muy intensa, a la vez que sabemos que estamos a salvo, allí, del otro lado de la pantalla. Cuanto más esté en juego la seguridad, más aterrorizador es el film."

En cuanto a su visión personal sobre Los otros Amenábar sostuvo que "en esta clase de filmes es peligrosamente fácil excederse en los efectos especiales, hasta que los escalofríos que se pretende provocar se convierten en repulsión. Para mí, la verdadera esencia del terror reside en dejarles espacio a la imaginación, a las ansiedades, las obsesiones y la paranoia latentes en nuestra conciencia. Si despertamos esos sentimientos primarios, transportaremos al espectador hasta los rincones más oscuros de sus temores de infancia ... a ese escalofrío que nos recorre la espalda y que sólo puede ser descrito como tremendamente maravilloso."

Respecto a la actriz protagonista Nicole Kidman, Amenábar afirmó que "gran parte del terror creado en el film proviene de sus ojos, mucho más valiosos que los más caros efectos especiales".

Curiosidades: La película fue filmada enteramente en España, mientras que los interiores de la gran mansión (pasillos y rincones, por ejemplo) fueron creados en un estudio ubicado en los suburbios de Madrid.

DE LO FRESCO Y RECALENTADO

A pesar de que Los otros (2001) es un trabajo con méritos propios, esta película de Alejandro Amenábar no escapa al rótulo "una más que importó el estilo de El sexto sentido (M. Night Shyamalan, 1999)". Por supuesto que Otra vuelta de tuerca, de Henry James tampoco escapa a la cita, al momento de hacer referencia a otras fuentes que llevaron a la creación de una película que incluso fue votada por varios críticos como una de las mejores del pasado 2001.

El chileno tomó numerosos elementos del hindú Shyamalan y los llevó a una familia en penumbras y con siniestra servidumbre, alojada en una solitaria mansión. Y sería bueno recordar que El sexto sentido no es tan solo una muy original vuelta de tuerca. También está compuesta por estratégicos encuadres, una fotografía que por momentos trasmite más palidez que cualquier acción del guión, silencios sepulcrales, cámaras de mano que buscan el ángulo adecuado para potenciar el miedo y, por supuesto, un juego en el que da gusto ser víctima: la prestidigitación. Amenábar se nutrió bastante de todo esto pero, además, agregó, como buen fan del género que es, ideas imaginativas que hasta podían haberse aprovechado un poco más (en realidad Amenábar gusta mucho del gore, subgénero terrorífico caracterizado por abundancia de sangre).

Es como si alguien construyera su propia obra, aunque a partir de un molde, o una base. De todas maneras el resultado es por demás satisfactorio. Los otros envuelve al espectador de pique y le tira desde el guión sugerencias que apuntan a que vislumbre algo que se va tornando cada vez más sobrenatural y amenazante (eso había sido trabajado a la perfección por Daniel Myrick y Eduardo Sánchez en El proyecto Blair Witch). Si en El sexto sentido destacábamos el oportuno uso de silencios, en Los otros hay que destacar los sonidos, muy tétricos por cierto. Ni qué hablar de las atmósferas que se crean, desde la efectividad de una simple acción dentro de habitaciones con escasa luz (la niña transformada, el fantasma en el piano) y hasta en pleno día (Kidman en la habitación con piezas cubiertas por telas), pasando por tenebrosas secuencias en la niebla, y llegando a espacios reducidos y con plano fijo, en donde el manejo de los ruidos juega un papel fundamental (el mismo fantasma que le toca la cara al niño en la cama). Los sobresaltos que posee también se justifican ya que se anuncian en medio de mucha tensión para luego reposar en situaciones o personajes realmente enigmáticos (la famosa vieja y el ropero con los niños, por ejemplo).

A pesar de que la intención del desenlace no es nueva en cuanto a contenido, sí es algo para destacar respecto al formato. Ayuda y mucho la labor de los niños, pero en especial la actuación sorprendente, brillante, de Nicole Kidman. Claro que no se puede analizar en detalle esto último porque se estarían revelando cosas fundamentales en la película que no conviene que las sepa aquél que todavía no la vio.

Lo cierto es que este film de Amenábar tiene su cuota personal, importa esquemas ajenos y evoca (en menor medida) algunos clásicos del género (El mandato de otro mundo, Ghost Story, El intermediario del diablo) que le dan a su película ese gustito de fantasmas a la cacerola, con un leve golpecito de microondas.

Alejandro Yamgotchian


.: Derechos Reservados :.